domingo, 25 de marzo de 2012

"Aequat Omnes Cinis..."
















"-Oigan, he estado allí y no hay nada.
Sensacional. "No hay nada". Se cargó de un plumazo
siglos y siglos de disquisiciones sobre el más allá.
Cómodamente allí, en su cama, desmontó en una frase 
el principio fundacional de las religiones,
que vendría a ser este:
"aguante usted esta vida jodida y sacrificada 
porque luego le espera el paraíso eterno".






                                                                Andreu Buenafuente, revista ORSAI
                                                                          http://issuu.com/revista_orsai/docs/orsai_n5



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada