lunes, 14 de febrero de 2011

Crónica de una desazón...




Bueno, ya veo que en el post anterior la dedicatoria a quedado
un poco ambigua y no he conseguido levantar ampollas, que 
era lo que pretendía. Dicen que no ofende el que quiere, sino el que puede...
no se, no estoy del todo seguro de eso. Cuando dispongo de tiempo intento seguir aprendiendo 
sobre esto de la fotografía según me enseñaron, que es viendo y estudiando a otros
fotógrafos,  dándome cuenta que en la red está muy extendido el termino "fotógrafo profesional"
 y sinceramente, 
cada vez que me asomo a algún sitio de estos me suelo llevar bastantes decepciones.
Empezaré diciendo que me parece egocéntrico que alguien se auto-clasifique
con ese término, aunque fuese el mismísimo Eugene Smith, pero la realidad es más 
dura. De los miles de sitios en la web que he visitado, he conocido muchos 
fotógrafos (sin etiquetas ostentosas) con trabajos muy dignos, originales y con muchísima más profesionalidad que la de algunos gurúes. Quisiera comparar el termino 
"fotógrafo profesional" y fotógrafo a secas con el de sofista y filósofo, pero es que el
tema no da ni de la largo, estaría desprestigiando a los sofistas. Como norma general los 
"fotógrafos profesionales", además, no suelen encajar muy bien la crítica, cosa que suele 
terminar de delatar su alta "profesionalidad" pero por contra, suelen encajar
muy bien la coba, las lisonjas y las zalamerías y así funciona este mundo 
(el de la fotografía y el resto).
 En fin, todos los que hacemos fotografía la hacemos
para que sea vista por los demás ¿que otro sentido tendrían? pero envolverlas con
lazos de regalos engañosos, es otra cosa. Por eso me pregunto ¿que es o que significa ser
"fotógrafo profesional"? Se me ocurren muchas respuestas, pero me gustaría escuchar las vuestras.
P.D.: Seguramente, estaré equivocado
en todo este razonamiento, pero de momento es el que tengo, así que ahí va.

                                                                         ¡¡Que Dios provea!! 

                                                                                                       Nano 14/02/2011

10 comentarios:

  1. El día que descubrí tu blog me di cuenta de que mis reiteradas visitas a este espacio no le iban a venir nada bien a mi terapia contra la misantropía.
    Y así es, pero qué quieres que te diga... no puedo evitar pasarme por aquí con cierta frecuencia (aunque lo tenga contraindicado). Será porque aunque lo he intentado, en el fondo no tengo arreglo. Tampoco sé si quiero...
    Ya me quedé con ganas de comentar en la entrada anterior y logré contenerme... En estos momentos tengo muchíííísima prisa y no te puedo dar una opinión por falta de tiempo, pero prometo volver en unas horas y decir algo al respecto.
    Ya que insistes...Hasta luego.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, sea lo que sea, gracias igualmente por pasarte por aquí... Y espero no provocar un fuerte regreso en tu terapia... Saludos...

    ResponderEliminar
  3. Bueno, ahora que me he serenado un poco, sólo decirte que en parte estoy de acuerdo con lo que dices.
    Tanto aquí como fuera, hay mucha gente a la que se le llena la boca cuando se autocalifican de profesionales. Me temo que eso ocurre actualmente en muchos sectores y es que no hay nada como saber venderse, aunque luego no estés a la altura. Creo que eso cada vez importa menos. Tal y como yo lo veo, así en general (y eso que generalizar es peligroso) nos haría falta una buena dosis de humildad. Pero eso no está de moda... Sobre todo, y volviendo a lo anterior, no vende.
    A propósito de los halagos, creo que eso es otro tema. También me he dado cuenta que se abusa de ellos. Cierto que la mayor parte de las veces se elogia sin motivo, lo cual me parece un fenómeno curioso al que le encuentro hasta cierta gracia. Se llegan a decir cosas tremendas con el fin de agradar y, ahora que no nos oye nadie, te confieso que alguna vez he recurrido a ello. Cada vez menos porque me cansa. Pero de vez en cuando me gusta jugar... ¿por qué no? A mí qué más me da. No pretendo educar a nadie.
    También te digo que no me gusta la actitud contraria como pose, la provocación gratuita, sobre todo cuando la cosa no va conmigo. Lo encuentro igual de falso y, lo mismo te digo ¿a mí qué más me da?
    Volviendo al tema de la profesionalidad, decirte que para mí un fotógrafo (o lo que sea) profesional es el que ha hecho de ello su profesión y vive de ello. Desgraciadamente hoy en día eso no quiere decir que la ejerza con capacidad, pero si él se vende y alguien lo compra... lamentablemente el mundo está así.
    Yo por mi parte, sigo aprendiendo todos los días a través de los blogs que visito asiduamente, tanto de los que me gustan como de los que no. Y te aseguro que no compro lo que no me parece bueno. Yo no pretendo educar a nadie, pero que no me vendan modas.
    Y para terminar, vengan críticas o halagos, sólo pido respeto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo creo que en todo... Pero discrepo un poquitín en lo de la crítica y en lo de profesional. La crítica (desde el respeto) te ayuda a evolucionar (el halago no). Lo de profesional como "adjetivo remunerativo", no hay albañiles profesionales, electricistas profesionales, médicos profesionales, etc. hay albañiles, electricistas, médicos y punto; cuando introducen el "profesional" en mi opinión y generalmente intentan dos cosas, primero: llenar un hueco que les deja su falta de "capacidad" y segundo: crear una una distancia figurada, que ellos piensan que existe (y eso es lo triste) entre ellos y el resto....

    P.D.: Gracias por compartir tu tiempo en este sitio.....

    ResponderEliminar
  5. Cierto. Lo de la crítica está claro. Precisamente por eso (puede sonar cruel, pero es así) sólo critico de verdad a la gente que me importa.
    En lo de la profesionalidad, vale. Tienes razón. Ciertas cosas habría que demostrarlas en la práctica, trabajando, con resultados, y no autocalificándose como profesional.

    PD: De nada. Es un placer.

    ResponderEliminar
  6. hola, ¿se puede pasar?
    a lo que dices de los profesionales yo añadiría también que cuando un electricista te dice que es un "pofesional" lo que dice es que te vayas preparando para la factura ;-)
    la critica te hace crecer, seguro, pero ¿por qué no alagar algo que te gusta?.
    Lo de fotógrafo profesional pues sera el que viva de la fotografía como podría hacerlo de cualquier otra cosa, el problema es cuando se mete por medio la palabra arte y creo que en este mundo vuestro de la fotografía a veces la linea que separa "trabajo" de arte es difusa o borrosa o algo así , creo que en otras artes la cosa es mas fácil, ¿sabéis de algún poeta profesional? (bueno igual si).
    Vaya un temita que has sacado chico...

    ResponderEliminar
  7. Por cierto: me encantan las ¿fotos?

    ResponderEliminar
  8. Gracias Ant666 gracias por aportar otro punto de vista y si, esta claro, a nadie le amarga un dulce, pero no es bueno empacharse de ellos ¡engordan!. En lo de "poeta profesional" tienes razón, no conozco ninguno, de momento, pero quizás la humildad y la mesura sean cualidades más extendidas en esa disciplina artística....

    P.D.: Gracias por el alago, pero tomare solo un poquito.

    ResponderEliminar
  9. Hola Nano:
    Me parecen muy afortunadas tus palabras. Pienso que aquel que cree que ya lo sabe todo o que sus fotografías son sublimes está incapacitado para aprender.
    En efecto, muy manido el término profesional. ¿Y que me dices del de artista?.
    Un saludo y enhorabuena por tus fotos.

    ResponderEliminar
  10. ¿Que tal? Emilio. Bueno, lo de "artista", parece ser un término menos difundido entre los fotógrafos, pero "haberlos haylos". Con este término, en mi opinión ocurre tres cuartos de lo mismo, hay mucho fraude escondido detrás de todo ello, en cualquier disciplina. Pienso que puedes autoclasificarte en la disciplina que desees y no significa ser ostentoso, albañil, médico, escultor, fotógrafo, etc, pero si tu trabajo es o no bueno, sublime, artístico, ¿mmmmm? no sé, será que no solo basta con que lo diga uno de si mismo, habrá alguna variable más ¿no?. Luego esta lo de saber venderse, y eso mi querido amigo, si que funciona, en la vida cotidiana y en el mundo del arte y del "artista", sino sabes venderte ("relacionarte"), estas vendido ("muerto").
    Intento caminar por la vida con axiomas o máximas que me ayuden a elegir el buen camino y uno de ellos es que "el tiempo pone a cada uno en su sitio" y si no que se lo digan a Van Gogh, así que ya veremos donde estamos cada uno.

    P.D.: Gracias por tu tiempo y por tus palabras Don Emilio.

    ResponderEliminar